¿Por qué se me mueve la mandíbula sola?

Publicado por:
Alicia Santos
Fecha de publicación:
5 de julio de 2023
Tiempo de lectura:
4 minutos
porque se me mueve la mandibula sola

Hola a todos, soy Alicia Santos y en esta ocasión quiero hablarles sobre un tema que puede resultar desconcertante para muchas personas: ¿por qué se me mueve la mandíbula sola? Es una sensación extraña y a veces incluso molesta, pero no te preocupes, en este artículo te explicaré las posibles causas y qué puedes hacer al respecto.

Contenidos interesantes
  1. ¿Qué es el movimiento involuntario de la mandíbula?
  2. Causas del movimiento involuntario de la mandíbula
  3. ¿Qué puedo hacer para controlar el movimiento involuntario de la mandíbula?

¿Qué es el movimiento involuntario de la mandíbula?

El movimiento involuntario de la mandíbula, también conocido como trismo, se refiere a la contracción o espasmo de los músculos que controlan la mandíbula. Puede manifestarse de diferentes formas, como un temblor, un tic o incluso un movimiento brusco y repentino. Este fenómeno puede ser intermitente o constante, y puede afectar tanto a un lado de la mandíbula como a ambos.

Causas del movimiento involuntario de la mandíbula

Existen varias causas posibles para el movimiento involuntario de la mandíbula. A continuación, te mencionaré algunas de las más comunes:

  • Estrés y ansiedad: El estrés y la ansiedad pueden manifestarse de diferentes formas en nuestro cuerpo, y el movimiento involuntario de la mandíbula puede ser una de ellas. Cuando estamos bajo presión, nuestros músculos tienden a contraerse, incluyendo los de la mandíbula.
  • Bruxismo: El bruxismo es una condición en la que apretamos o rechinamos los dientes de forma involuntaria, generalmente durante la noche. Este hábito puede generar tensión en los músculos de la mandíbula y provocar movimientos involuntarios.
  • Problemas de articulación temporomandibular (ATM): La articulación temporomandibular es la que une la mandíbula con el cráneo. Si esta articulación está desalineada o presenta algún tipo de problema, puede causar movimientos involuntarios de la mandíbula.
  • Lesiones o traumatismos: Un golpe o una lesión en la mandíbula pueden afectar los músculos y los nervios que la controlan, lo que puede dar lugar a movimientos involuntarios.
  • Trastornos neurológicos: Algunos trastornos neurológicos, como el síndrome de Tourette o la distonía, pueden causar movimientos involuntarios en diferentes partes del cuerpo, incluyendo la mandíbula.

¿Qué puedo hacer para controlar el movimiento involuntario de la mandíbula?

Si experimentas movimientos involuntarios de la mandíbula, es importante que consultes a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico adecuado. Sin embargo, aquí te mencionaré algunas medidas que puedes tomar para controlar esta situación:

  • Relajación y manejo del estrés: Practicar técnicas de relajación, como la respiración profunda o la meditación, puede ayudarte a reducir la tensión en los músculos de la mandíbula y controlar los movimientos involuntarios.
  • Uso de férulas o protectores bucales: Si el movimiento involuntario de la mandíbula está relacionado con el bruxismo, tu dentista puede recomendarte el uso de una férula o protector bucal para proteger tus dientes y reducir la tensión en los músculos de la mandíbula.
  • Fisioterapia: En algunos casos, la fisioterapia puede ser útil para aliviar la tensión muscular y mejorar la función de la mandíbula.
  • Tratamiento de los trastornos subyacentes: Si el movimiento involuntario de la mandíbula está relacionado con un trastorno neurológico o una lesión, es importante tratar la causa subyacente para controlar los síntomas.

Como ya has visto, el movimiento involuntario de la mandíbula puede tener diversas causas, desde el estrés y la ansiedad hasta problemas de articulación temporomandibular o trastornos neurológicos. Si experimentas este síntoma, es importante que consultes a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico adecuado y recibir el tratamiento adecuado. Mientras tanto, puedes probar algunas medidas de autocuidado, como la relajación y el uso de férulas bucales, para controlar los movimientos involuntarios. Recuerda que cada caso es único, por lo que es fundamental buscar el consejo de un experto.

Espero que este artículo te haya sido útil y te invito a compartir tus experiencias o preguntas en los comentarios. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Alicia Santos

Soy Alicia Santos, enfermera de corazón y creadora del blog AliciaMiyuki.es. Comprometida con el bienestar y la educación, busco ser un puente entre el cuidado médico y la comunidad Online.

Otros artículos interesantes

Subir