Ejercicios post-rizolisis: ¿Cuáles son?

Publicado por:
Alicia Santos
Fecha de publicación:
9 de julio de 2023
Tiempo de lectura:
4 minutos
ejercicios despues de una rizolisis

Ejercicios después de una rizolisis: cómo recuperarte y fortalecer tu espalda

Hola a todos, soy Alicia Santos y en esta ocasión quiero hablarles sobre un tema que sé que muchos de ustedes han experimentado: la rizolisis. Esta intervención médica, que consiste en la aplicación de calor en los nervios de la columna vertebral para aliviar el dolor crónico, puede ser muy efectiva para mejorar la calidad de vida de quienes la necesitan. Sin embargo, una vez que se ha realizado la rizolisis, es importante seguir un programa de ejercicios adecuado para fortalecer la espalda y evitar futuras lesiones. En este artículo, les compartiré algunos ejercicios recomendados después de una rizolisis, así como algunos consejos para una recuperación exitosa.

Contenidos interesantes
  1. 1. Estiramientos suaves
  2. 2. Fortalecimiento de la musculatura
  3. 3. Ejercicios de movilidad
  4. 4. Ejercicios cardiovasculares de bajo impacto
  5. 5. Escucha a tu cuerpo

1. Estiramientos suaves

Después de una rizolisis, es normal que los músculos de la espalda estén tensos y rígidos. Por eso, es importante comenzar con estiramientos suaves para relajar la musculatura y mejorar la flexibilidad. Algunos ejercicios que puedes realizar son:

  • Estiramiento de espalda baja: acuéstate boca arriba, dobla las rodillas y lleva las piernas hacia el pecho. Mantén la posición durante 30 segundos y repite 3 veces.
  • Estiramiento de los músculos laterales: de pie, cruza una pierna sobre la otra y estira el brazo del lado contrario hacia arriba. Inclínate hacia el lado de la pierna cruzada y mantén la posición durante 30 segundos. Repite del otro lado.
  • Estiramiento de los músculos del cuello: siéntate en una silla con la espalda recta. Inclina la cabeza hacia un lado, llevando la oreja hacia el hombro. Mantén la posición durante 30 segundos y repite del otro lado.

2. Fortalecimiento de la musculatura

Una vez que hayas realizado los estiramientos, es hora de fortalecer la musculatura de la espalda para evitar futuras lesiones. Algunos ejercicios que puedes incluir en tu rutina son:

  • Plancha: apóyate en los antebrazos y las puntas de los pies, manteniendo el cuerpo recto. Mantén la posición durante 30 segundos y repite 3 veces.
  • Puente de glúteos: acuéstate boca arriba, dobla las rodillas y apoya los pies en el suelo. Levanta la cadera hacia arriba, manteniendo los hombros y los pies apoyados en el suelo. Mantén la posición durante 30 segundos y repite 3 veces.
  • Remo con banda elástica: sujeta una banda elástica con las manos y estira los brazos hacia adelante. Luego, lleva los codos hacia atrás, manteniendo los hombros relajados. Realiza 3 series de 10 repeticiones.

3. Ejercicios de movilidad

Además de fortalecer la musculatura, es importante trabajar la movilidad de la columna vertebral después de una rizolisis. Algunos ejercicios que puedes realizar son:

  • Inclinaciones laterales: de pie, coloca las manos en las caderas y realiza inclinaciones laterales hacia un lado y hacia el otro. Realiza 3 series de 10 repeticiones.
  • Rotaciones de tronco: siéntate en una silla con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo. Gira el tronco hacia un lado y luego hacia el otro, manteniendo los hombros relajados. Realiza 3 series de 10 repeticiones.
  • Flexiones de columna: acuéstate boca abajo, apoya las manos en el suelo a la altura de los hombros y levanta el tronco, arqueando la espalda. Mantén la posición durante 10 segundos y repite 3 veces.

4. Ejercicios cardiovasculares de bajo impacto

Además de los ejercicios de fortalecimiento y movilidad, es importante incluir ejercicios cardiovasculares de bajo impacto en tu rutina después de una rizolisis. Estos ejercicios ayudarán a mejorar la circulación sanguínea y fortalecer el sistema cardiovascular sin poner demasiada presión en la espalda. Algunas opciones recomendadas son:

  • Caminar: caminar es una excelente forma de ejercicio cardiovascular de bajo impacto. Intenta caminar al menos 30 minutos al día, preferiblemente en terrenos planos.
  • Natación: la natación es otro ejercicio de bajo impacto que ayuda a fortalecer la espalda y mejorar la resistencia cardiovascular. Intenta nadar al menos 2 veces por semana.
  • Ciclismo: el ciclismo es una actividad de bajo impacto que fortalece los músculos de las piernas y la espalda. Intenta realizar paseos en bicicleta de al menos 30 minutos varias veces a la semana.

5. Escucha a tu cuerpo

Por último, pero no menos importante, es fundamental que escuches a tu cuerpo durante el proceso de recuperación después de una rizolisis. Si sientes dolor o molestias durante la realización de algún ejercicio, detente inmediatamente y consulta a tu médico o fisioterapeuta. Recuerda que cada persona es diferente y que es importante adaptar los ejercicios a tus necesidades y capacidades individuales.

Como has podido ver, los ejercicios después de una rizolisis son fundamentales para fortalecer la espalda y evitar futuras lesiones. Recuerda comenzar con estiramientos suaves, seguir con ejercicios de fortalecimiento y movilidad, incluir ejercicios cardiovasculares de bajo impacto y, sobre todo, escuchar a tu cuerpo. ¡No te rindas y sigue trabajando para mantener una espalda fuerte y saludable!

Espero que este artículo haya sido de utilidad para ti. Si tienes alguna pregunta o comentario, no dudes en dejarlo abajo. ¡Nos vemos en el próximo artículo!

Alicia Santos

Soy Alicia Santos, enfermera de corazón y creadora del blog AliciaMiyuki.es. Comprometida con el bienestar y la educación, busco ser un puente entre el cuidado médico y la comunidad Online.

Otros artículos interesantes

Subir